MANTENIMIENTO DEL COMPRESOR

Hacer el mantenimiento a un compresor de aire es un proceso sencillo que requiere de pocos pasos debido a que estas máquinas están siendo diseñadas para ser utilizadas con mucha facilidad.

Básicamente se deben realizar tres procesos de cuidados periódicos a un compresor de aire para permitir que estas máquinas sigan prestando un servicio de calidad por mucho tiempo. Entre esos tres procedimientos se encuentran:

  • Mantenimiento y cambio del filtro de aire.
  • Cambio de aceite.
  • Extracción del remanente de aire comprimido del calderín.

Entonces repasemos uno por uno qué acciones tomar para realizar un adecuado mantenimiento de compresores de aire y darle larga vida a estos optimizadores de cualquier trabajo de bricolaje que pueda necesitar de la potencia del aire comprimido.

Mantenimiento y cambio del filtro del compresor de aire

Realizar el mantenimiento del filtro de aire del compresor es un proceso realmente sencillo, tan sólo basta con desenroscar el filtro sujeto a la parte superior de la máquina compresora, abrir el recipiente del filtro, extraerlo y sacudirlo un poco para remover la suciedad que se pueda haber acumulado en éste. Es recomendable realizar esta acción después de cada uso para poder alargar la vida del filtro.

Si en cambio, se han alcanzado alrededor de 50 horas de uso del compresor del aire, es aconsejable sustituir el filtro por otro nuevo. Para esto basta con desenroscar el filtro viejo del compresor e instalar el filtro nuevo de la misma manera que se instaló el filtro anterior antes de utilizar el compresor de aire.

Como toda máquina que utilice un motor, al realizar el mantenimiento de un compresor de aire se deben tener en cuenta los niveles de aceite para verificar su adecuado funcionamiento.

Si se cuenta con una máquina compresora de aire nueva, después de las primeras 5 horas de funcionamiento es recomendable realizar una primera purga del aceite y reemplazarlo completamente